el petróleo de esquisto genera competencia